ERMITA DE SANT ANTONI

La Ermita de Sant Antoni Abat está ubicada en un barrio de trazado medieval en el que se encontraba asentada la morería del pueblo en la época musulmana.

La Ermita de Sant Antoni está separada por el barranco que dividía el pueblo entre moriscos o cristianos nuevos y los cristianos viejos. Antiguamente, había una mezquita árabe que fue derribada durante la guerra de la Germania (1521). Fue construida de nuevo y dedicada al culto cristiano, entre 1530 y 1580. Entre los años 1936 y 1939 fue derribada de nuevo, según documentos encontrados en los archivos. Su reconstrucción data de finales de 1940, alzándose sobre el solar en el que con anterioridad se encontraba el antiguo edificio de la ermita. La planta de la ermita es de forma rectangular, de 6,80 metros de fachada principal y 12,60 metros de profundidad; en el lado izquierdo, tiene adosado un cuadrado de 3,50 x 3,50 m, que corresponde a la sacristía.

La estructura está compuesta por paredes de carga y forjada de viguetas. La cubierta es plana, con una pequeña inclinación hacia la calle Sant Miquel para evacuar el agua de lluvia.

La fachada principal es una reconstrucción de la primitiva, que recae en la plaça de Sant Antoni.

En el interior dispone de un falso techo de escayola en forma de bóveda de cañón y unos arcos falsos.

El acabado es con un estuco imitando al mármol. El pavimento es de terrazo de grano medio al igual que los escalones del altar. La puerta de acceso es de madera.