LA RUTA DEL CASTILLO (SL-CV 60)

Este recorrido puede hacerse en dos sentidos. El que se describe a continuación comienza desde el Parc del Calvari.

Bajaremos por el camino empedrado que desciende hacia el pueblo, desde donde se pueden observar las antiguas murallas que protegían el Rafalí, antiguo poblado del que nació el pueblo de la Font d’en Carròs. Al final de la bajada empedrada, se encuentra la calle del Calvari. Desde allí se adentra por el cultivo de algarrobos y olivos la antigua Senda del Castell. Seguiremos la señalización de las marcas, pasando por algunos tramos asfaltados con hormigón que da servicio a algunas casas.

Llegaremos a un punto donde la senda desaparece por completo y saldremos a un camino amplio de hormigón, que seguiremos por su izquierda durante unos 30 metros. A la altura de una torreta de luz metálica, la senda continúa entrando a un camino de tierra estrecho que comienza con poca pendiente, pero irá escalonándose y tomando una fuerte inclinación.

Llegaremos a la parte más alta de este tramo, a otra torreta de luz. Continuaremos por la izquierda por una bajada suave y con una bonita vista del Mar Mediterráneo. Después cruzaremos el Barranc de l'Algepsar y subiremos de nuevo, rodeando unas balsas metálicas de agua. Para llegar al castillo tomaremos el camino de la izquierda, bajo sus murallas, para entrar al castillo por la puerta de la torre. Arriba podremos disfrutar de buenas vistas, descubrir e investigar las ruinas del castillo, rodeadas de antiguos cultivos de olivos y cubiertas de grandes matas de alcaparras. Para continuar hacia el Tossal Gros volveremos al camino de antes, y a unos 30 metros, encontraremos una señal de seguimiento que nos indicará una senda que se adentra por los cultivos de montaña y que va tomando altura.

Llegaremos a un barranco donde se ha instalado una línea de luz enterrada y aprovecharemos el hormigón para superar el desnivel y llegar a una calle de la urbanización. Siguiendo las señales por las calles asfaltadas, llegaremos al final de una calle de la urbanización y nos adentraremos de nuevo en la montaña. El camino que queda continuará íntegramente por el interior de la montaña, bancales de algarrobo, márgenes de piedra seca, pinares de pino blanco y matojos. Todo será cuesta abajo por un viejo camino de propiedades recuperado. Pasaremos por la Planeta, la Montanyeta Blanca y el Racó de la Muriona, donde se encuentran en sus proximidades dos cuevas de difícil acceso: La Cova del Mosquit i la de l’Àngel. Las dos están cerca de la preciosa Senda de la Muriona. Finalmente, siguiendo las marcas de pintura y cruzando el cañonazo del Canal Alt, llegaremos al Parc del Calvari para poder descansar y recuperarnos del bonito trazado que acabamos de realizar.