NUESTRAS FIESTAS

El origen de la historia festiva de nuestro municipio como otras muchas localidades de nuestra comarca, se remonta a la conquista y fundación del Reino de Valencia por Jaume I, porque fueron estos los que le dieron una nueva y diferente realidad del que había sido hasta entonces la tradición y la cultura.
En el año 1978 nace la Comparsa Carròs, primera Asociación Cultural de Cristianos de la Font d’en Carròs, a la que siguieron la Comparsa La Badà (1981), El Maro (1981), El Rebolic (1991, ya desaparecida), y luego la Cavallers.
La fiesta de Sant Antoni del Porquet de la Font d'en Carròs arranca en el siglo XVI en el barrio que hoy se conoce como el de la ermita de Sant Antoni, antiguo rabal ubicado fuera de las murallas de la población, habitado en su gran mayoría por moros y moriscos. Hoy viene a celebrarse de forma anual, el fin de semana posterior al 17 de enero, día del santo al cual obedece su nombre.
La Badà es el nombre que se le da a una fiesta que se celebra en nuestra villa el día después de la fiesta de San Vicent Ferrer.
Esta fiesta se celebra el fin de semana posterior al 13 de junio, día de la festividad de Sant Antoni y se organiza por el barrio que comprende las calles Ramón i Cajal, Santa Teresa, Sant Francesc d’Assís, Oliva, Salvador, Santa Isabel y la Mare de Déu del Remei.
Es una fiesta de barrio que se celebra por los vecinos de la calle Sants Abdó i Senén y adyacentes, popularmente conocido como calle del cementeri, en el parc del cementiri. Se celebra sábado a finales de julio, en fecha próxima al día 29, día de la festividad dels Sants Abdó i Senén, mártires cristianos, abogados contra las granizadas y Santos Patrones de los labriegos.
Fiesta que se celebra en el barrio alto de la villa, junto a la iglesia parroquial, en el carrer Sant Domènec, en honor a Sant Domènec de Guzmán.
Actualmente tiene lugar una romería el primer domingo del mes de septiembre. Se celebra una romería que sale desde la Font d’en Carròs y una vez que llega al castillo se oficia una misa en honor a la Mare de Déu de Rebollet, así como un almuerzo y diferentes actuaciones.
La Ermita de Sant Miquel se encuentra entre los términos de Rafelcofer y l’Alqueria, pero es propiedad municipal, y dista unos tres km de la población.